CINERARO

ricardo lara norambuena




acuario

2021




acuario es mi primera película importante. el resultado de tres años muy intensos y a ratos desgastantes, es un trabajo muy personal en el que intenté reconciliar mis malestares personales con la necesidad de construir un mensaje político que responda a las inquietudes de una sociedad profundamente maniatada y dolida.

armé esta página para verter mis palabras y las intenciones detrás de las cosas que voy haciendo, sin embargo, no creo tener la última palabra en estos respectos y aprecio mucho todas las opiniones y críticas que puedan nacer a partir de esta obra. aconsejo fuertemente leer el siguiente texto después de observar el cortometraje y haberse construido una opinión propia, a modo de constrastar esas ideas con mis intenciones.

la película nació a partir de un par de experiencias reales que viví poco después de mudarme a la ciudad de concepción, chile, a razón de mis estudios universitarios. recuerdo esos años como particularmente duros en mi vida y estas experiencias como profundas y conmovedoras de una manera imposible de explicar con palabras; naturalmente, escribí un cuento sobre ellas. más tarde ese cuento se convertiría en la espina dorsal para los textos que describen la estructura más narrativa del cortometraje.

este cortometraje está estructurado como un puzzle. igual que las sopas de letras, la idea era construir una experiencia fragmentada que pida más de un visionado para develar las células que la componen. este acercamiento a la construcción de la película se justifica en tanto es, para mí, un reflejo de la cotidianidad. yo creo que la "realidad" que monta el capitalismo se caracteriza por este requerimiento de fragmentar la vida en "esferas" que deben entenderse separadas: "tu trabajo no tiene nada que ver con tu vida social, tu salud no tiene nada que ver con el lugar donde vives, tu bienestar no tiene nada que ver con la persona que viaja contigo en la micro", estas ideas nos hacen miopes a las causas del dolor y a la naturaleza colectiva del estrés y la depresión. pienso que así como es necesario revisar este trabajo más de una vez, es necesario estar, reflexionar, sentir y observar muy activamente la cotidianidad. creo que es en el ejercicio constante de desarticular y desenmarañar lo que se nos presenta como "real" que podemos descubrir una cuestión muy sencilla pero que llena de fuerza: nadie está individual ni irreparablemente roto, y el dolor por debajo nos une a todxs.